jueves, septiembre 20, 2018
Home > Salud > Así es como la drogadicción aprisiona al cerebro

Así es como la drogadicción aprisiona al cerebro

La drogadicción es un trastorno que abarca no solo la búsqueda y la toma excesiva de drogas, sino también cambios fundamentales en la cognición y el procesamiento emocional. Comprende síntomas clínicos centrales y manifestaciones conductuales que incluyen un ciclo de intoxicación crónica, abstinencia y antojo, que propulsa a su consumo incontrolable a pesar de las consecuencias adversas.

Si bien gran parte de las primeras investigaciones sobre la drogadicción se centró en comprender las propiedades gratificantes de la droga, investigaciones recientes han dejado cada vez más claro que las deficiencias cognitivas y emocionales apoyan la iniciación, la escalada y el mantenimiento del ciclo de la adicción.

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Nueva York, las deficiencias específicas en seis redes cerebrales están relacionadas con el comportamiento de la drogadicción. Los investigadores analizaron más de 100 estudios y artículos de revisión sobre la adicción a las drogas, los cuales estudiaron un tipo de escáner cerebral llamado imagen de resonancia magnética funcional (fMRI).

Específicamente, el equipo evaluó la función cerebral en la drogadicción a través de una serie de redes cerebrales. Los resultados mostraron un deterioro en seis redes cerebrales en la adicción, entre las que encuentra la “red de recompensa”, activada durante la evaluación del valor subjetivo; la “red de hábitos”, que subyace al aprendizaje del comportamiento automatizado; la “red de saliencia”, involucrada en redirigir recursos atencionales hacia estímulos sobresalientes; y la “red ejecutiva”, que admite la selección de posibles respuestas de comportamiento.

Se descubrió que dos redes adicionales, que no se discutieron en revisiones anteriores, son relevantes para la función cerebral en la adicción a las drogas: la “red autodirigida”, que se activa durante los procesos cognitivos autodirigidos y referenciales, y la “red de memoria”, involucrada en el aprendizaje y la memoria flexible.

La profesora Anna Zilverstand, coautora del estudio, indicó: “Nuestra revisión es el primer enfoque sistemático para integrar lo que sabemos sobre la función de cada una de estas redes, en un modelo integral subyacente a la sintomatología de la adicción a las drogas en todo el ciclo de la adicción”. Los autores del estudio señalan que su trabajo podría fundamentar el desarrollo de tratamientos específicamente dirigidos a aliviar estos déficits del comportamiento cerebral.

Referencia:
Neuroimaging Impaired Response Inhibition and Salience Attribution in Human Drug Addiction: A Systematic Review. Neuron, 2018. doi.org/10.1016/j.neuron.2018.03.048

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *