jueves, agosto 16, 2018
Home > Salud > Crean una píldora para antes de las comidas que ayuda a adelgazar

Crean una píldora para antes de las comidas que ayuda a adelgazar

Combatir la obesidad y otras enfermedades relacionadas, como la diabetes tipo 2, podría ser mucho más fácil en un futuro próximo gracias los científicos de la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos). El equipo ha diseñado una píldora que se toma antes de las comidas y que ayuda a adelgazar porque reduce la capacidad del intestino de absorber azúcares y otros nutrientes.

En los países desarrollados, la obesidad continúa siendo uno de los principales problemas de salud. Se calcula que más de 2,200 millones de pacientes sufrían sobrepeso en todo el mundo en 2015, y las cifras de niños y niñas obesos se han multiplicado en los últimos años, hasta alcanzar un 12.9% de niños y un 8.2% de niñas en 2016.

La obesidad está acompañada de una serie de problemas que ponen en riesgo la salud de las personas que la sufren, como enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2, entre otros muchos. Por este motivo, los científicos llevan décadas buscando terapias para ayudar a adelgazar.

Ahora, el nuevo método desarrollado por la Escuela de Medicina de Harvard podría ayudar enormemente a reducir las cifras de personas con obesidad en el mundo. Se trata de una píldora que se toma antes de cada comida y que cubre la pared intestinal con una sustancia que reduce la capacidad de absorber azúcares y otros nutrientes. De acuerdo con sus creadores, tiene los mismos beneficios que la cirugía de bypass gástrico, pero con la ventaja de que el método no resulta invasivo.

El equipo ha llevado a cabo un estudio preclínico con ratas de laboratorio a las que se administró una pastilla con una sustancia conocida como sucralfato, un medicamento aprobado por la FDA que habitualmente se utiliza para el tratamiento de las úlceras gastrointestinales. El sucralfato recubre el intestino temporalmente y consigue los mismos efectos que la cirugía.

“Hemos utilizado un enfoque de bioingeniería para formular una píldora que tiene buenas propiedades de adhesión y puede unirse muy bien al intestino en un modelo preclínico”, explica Yuhan Lee, uno de los autores del trabajo. “Después de un par de horas, sus efectos se disipan”.

Los resultados de la investigación revelan que el medicamento reduce un 47% el pico de glucosa tras la comida, lo que ayudará a adelgazar, así como controlar y reducir la diabetes tipo 2.

Fuente: ComputerHoy / Sandra Arteaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *