sábado, mayo 26, 2018
Home > Naturaleza > ¿De qué forma el tequila salvó a los murciélagos magueyeros de la extinción?

¿De qué forma el tequila salvó a los murciélagos magueyeros de la extinción?

Después de 30 años, los murciélagos magueyeros salieron de la lista de especies en peligro de extinción. Su recuperación se debe, entre otros factores, a los cambios introducidos en la producción de tequila. En 1988, había menos de mil ejemplares de estos mamíferos, según consta en los informes del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos.

Ese organismo anunció que el total estimado de murciélagos magueyeros asciende ahora a 200,000 y es fruto de un esfuerzo conjunto de organismos oficiales y ambientalistas, así como de productores mexicanos y estadunidenses. Asimismo, a fines de la década de los años 90 había unos 14 sitios que albergaban a los murciélagos y hoy hay 75.

Razones del declive
Los murciélagos magueyeros habitan un área que va desde el sur de México, hasta el sur de Arizona y Nuevo México, en Estados Unidos. La especie entró en declive debido a la expansión de las zonas residenciales que fueron avanzando sobre tierras donde crecía el agave, planta se usa para destilar el tequila y de cuya flor se alimentan estos animales.

Otro de los factores que puso en peligro a los murciélagos magueyeros fueron las prácticas de cultivo. En México existen unas 180 variedades de agave; entre ellas el azul, que es el más apreciado para la producción de tequila. En la década de los años 90, los productores adoptaron prácticas de monocultivo, reduciendo la diversidad genética haciendo que las plantas fueran más vulnerables a enfermedades.

Los productores asimismo cortaban los agaves con alto contenido de azúcar antes de que las plantas florecieran y produjeran semillas. Es precisamente el néctar de las flores la principal fuente de energía de los murciélagos magueyeros.

Cambio de paradigma
A través de diferentes campañas lograron convencer a los productores de dejar que algunas plantas de agave florezcan y produzcan semillas para que se alimenten los murciélagos magueyeros. Estos mamíferos contribuyen al mismo tiempo con la polinización de las plantas.

El Servicio de Peces y Vida Silvestre de Estados Unidos destaca que los productores reconocen que “los agaves dependen simbióticamente de los murciélagos para ser polinizados” y agrega que incluso están promocionando a los tequilas “amigables con los tales animales”. Los magueyeros viven la mayor parte del año en el sur de México y sólo migran hacia el norte para reproducirse.

Cuando llegan a Estados Unidos se alimentan en parques nacionales y zonas controladas por el Servicio Federal de Bosques. Allí se mantienen plantas de agave, además de diferentes variedades de cactus que sirven de alimento para los murciélagos. En las mismas áreas se restringe la presencia humana en cuevas y minas abandonadas donde tienen sus nidos.

Fuente: BBC Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *