jueves, junio 21, 2018
Home > Salud > Estos son los peligros de no lavar la ropa nueva antes de usarla

Estos son los peligros de no lavar la ropa nueva antes de usarla

¿Acabas de comprar ropa en las rebajas? Si piensas utilizarla antes de lavarla, piénsalo bien antes: podrías estar poniendo en riesgo tu salud. Así lo creen los dermatólogos, en concreto Donald Belsito, profesor de Dermatología en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos.

Según declara a The Independent, mucha gente no lava la ropa nueva antes de utilizarla, y eso es una idea nefasta. Estas prendas son foco de todo tipo de hongos y parásitos, como por ejemplo los piojos y la sarna. Nunca sabes cuánta gente se la ha puesto antes ni la higiene de estas personas, así que es mejor limitarte a probártela y luego arrojarla al lavado.

Hay que tener en cuenta que un piojo puede sobrevivir perfectamente durante dos días sin parasitar a ningún humano o animal de otro tipo. Probablemente si una prenda está infectada con piojos, meterla en el armario acabe por hacer que las demás también lo estén. Luego te las pones y no sabes de dónde han salido.

Es precisamente su capacidad de supervivencia lo que convierte a estos “bichos” en una de las plagas más comunes a lo largo de la historia en todo el mundo. Los hongos son por su parte altamente contagiosos. De hecho, Belsito cita algunos casos en los que sus pacientes han sido contagiados con sólo probarse una prenda de ropa en la tienda, sin haberla llevado a casa siquiera.

Además de parásitos y hongos, es recomendable lavar la ropa nueva porque la industria textil aplica sobre ésta algunos componentes químicos para ayudar a su conservación y desinfección, por no hablar de los tintes artificiales. En algunas personas, estos químicos pueden provocar reacciones alérgicas e irritación cutánea. Es mejor prevenir que curar.

Así que ya lo sabes: nueva prenda, lavado inmediato. De lo contrario puedes arrepentirte de no haberlo hecho durante varias semanas. Nunca se sabe quién se ha puesto la ropa antes que tú.

Fuente: Computer Hoy / Eduardo Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *