sábado, agosto 18, 2018
Home > Ciencia > Física y Medicina: han hecho “transparente” al organismo

Física y Medicina: han hecho “transparente” al organismo

Debido a que la Física se encarga del estudio de los fenómenos que ocurren en la naturaleza, es posible aplicarla a múltiples áreas del conocimiento, entre ellas la Medicina.

Por: Karina Galarza Vásquez

En este contexto, adquiere relevancia la llamada Física médica, disciplina que se divide en dos grupos: Fisiología. Se ocupa de las funciones del cuerpo humano. Instrumentación. Manufactura de aparatos específicos, como el tomógrafo, que permite apreciar estructuras del organismo en distintos planos.

“Los médicos utilizan con frecuencia productos desarrollados por esta última área. Por ejemplo, al realizar un examen físico a sus pacientes midiéndoles el pulso, la temperatura y la presión arterial, además de escuchar su corazón y pulmones. Para ello, utiliza el estetoscopio, el termómetro y el baumanómetro”, refiere la doctora María Cristina Piña Barba, adscrita al Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM.

Por otra parte, existe la especialidad denominada Medicina Física, que se ocupa del tratamiento de ciertas enfermedades y lesiones mediante el uso de diversos agentes, como la exposición a fuentes de calor, frío, luz y agua.

Se escucha distinto El médico puede identificar diversos trastornos al oír cómo se propaga el ruido en diferentes regiones del organismo mediante el estetoscopio. “Este instrumento incluye una campana que amplifica los sonidos del corazón, estómago e intestinos, los cuales son transmitidos por un tubo delgado hacia dos salidas de audio que se colocan en los oídos”, explica la entrevistada.fisica2 Física y Medicina: han hecho “transparente” al organismo

Un avance más desarrollado a partir de ondas sonoras como apoyo al diagnóstico es, precisamente, el ultrasonido. Con este método puede dirigirse una frecuencia auditiva al interior del organismo, misma que, al encontrarse con un obstáculo, se refleja y envía imágenes de la zona a un monitor.

“Cuando los niveles de intensidad de la emisión son muy bajos solamente se ocupan en estudios clínicos. Pero al incrementar la potencia dicho método se convierte en una herramienta aplicable a terapia a base de exposición a calor intenso. En este último caso, se indica en algunas enfermedades óseas, para remover depósitos de calcio y ayudar a disminuir dolores reumáticos o rigidez en las articulaciones”, señala la doctora Piña Barba.

Calor y frío La exposición a temperaturas diferentes con fines terapéuticos se ha usado durante siglos. De hecho, desde la antigüedad se recomendaba el uso del calor para tratar algunos trastornos, mientras para otros se aconsejaba la aplicación de compresas frías.

En este contexto, cabe destacar que gracias al estudio del calor surgió la Termodinámica, parte de la Física encargada de medir la temperatura, en tanto la Termografía se ocupa de realizar el registro gráfico de dichos parámetros, lo cual puede usarse en el diagnóstico y terapia.fisica3 Física y Medicina: han hecho “transparente” al organismo

“El termómetro es un instrumento común y su funcionamiento requiere dicho tipo de energía, la cual se transmite al mercurio que contiene, haciendo que éste suba e indique la cifra de la temperatura corporal”, agrega la investigadora.

Pasando al frío, tenemos a la criogenia, técnica que consiste en generar temperaturas muy bajas, mediante las cuales es posible destruir células alteradas en el organismo (criocirugía). Asimismo, en la intervención quirúrgica de cataratas y reparación de la retina dañada, se utiliza.

Fluidos De acuerdo con las leyes de la Física, los líquidos en reposo transmiten íntegramente y en todas direcciones la presión que se les aplica, lo que no sucede de esta forma cuando se desplazan a lo largo de un tubo. Este último es el caso del sistema circulatorio, en donde el fluido es la sangre, mientras las arterias y las venas son los conductos que forman el circuito.

La principal función de esta magnífica “tubería” interna consiste en transportar sustancias dentro del organismo. Así, la sangre toma oxígeno de los pulmones y, del intestino, nutrientes y agua que distribuye hacia todas las células. A su vez, los productos de desecho (como dióxido de carbono) son recogidos por el vital líquido y llevados a diferentes órganos (pulmones, riñones e inntestinos) para ser eliminados.

En este proceso, la actividad del corazón en básica, pues funge como una bomba que suministra la energía requerida para que el fluido sanguíneo circule por medio de dos vías: pulmonar, por la cual pasa primero, y en el resto del organismo.

Cuando lo anterior ocurre, la sangre genera cierta fuerza o roce en los conductos, es lo que se conoce como presión arterial. “Ésta se mide con la ayuda del baumanómetro, aparato que percibe y registra los movimientos de contracción del corazón y el paso de la sangre por las arterias”, explica la doctora Piña Barba.

Luz Algunas de las propiedades de la luz pueden aplicarse en Medicina; un uso común es permitirle al médico obtener información visual del paciente, como el color de la piel, estado de ánimo o anormalidades en su cuerpo. Cuando resulta insuficiente es necesario fisica4 Física y Medicina: han hecho “transparente” al organismorecurrir a fuentes luminosas más intensas, entre ellas, espejos o superficies cóncavas e instrumentos más complejos.

Por ejemplo, el oftalmoscopio, que facilita la observación de los ojos; otoscopio para visualizar los oídos y endoscopio, diseñado para apreciar cavidades internas del paciente.

“Los endoscopios tienen diferente nombre según su uso, pero todos utilizan el mismo principio: aportar una intensa fuente de luz que facilite al médico ver las estructuras internas, información recogida por una diminuta cámara. Así, el citoscopio se usa para observar la vejiga, el proctoscopio para analizar el recto o el colon y el broncoscopio para estudiar los pulmones”, detalla la científica.

Agrega que algunos son tubos rígidos que iluminan y dejan observar el área de interés en un monitor. Otros están equipados con dispositivos ópticos para amplificar el tejido. Un instrumento que también requiere la luz para funcionar es el microscopio.

Sistema visual La vista es el sentido que más información nos proporciona sobre el exterior y puede dividirse en tres partes para su mejor comprensión. Primero, los ojos, pues captan la imagen al enfocarla sobre la retina. Segundo, el nervio óptico, que se encarga de llevar dicha información al cerebro. Y, por último, la corteza visual para interpretar lo que se ha captado.

Si bien la Física está involucrada en cada una de las áreas descritas, sólo nos enfocaremos en el ojo, que es el sistema óptico más perfecto que conocemos, como lo demuestra el uso del ángulo visual que permite captar lo que ocurre alrededor.

Tales principio sentaron las bases para el desarrollo de las imágenes con rayos X, herramienta invaluable para realizar diagnósticos en tejidos duros y blandos; en éstos sólo al usar material de contraste. fisica5 Física y Medicina: han hecho “transparente” al organismoDe igual forma, los hospitales tienen equipos de tomografía axial y computarizada que, en términos generales, recurren a la técnica de registro gráfico de imágenes corporales, correspondientes a determinado plano.

“La tomografía axial consiste en tomar una serie de fotografías de algún órgano o zona específica, para lo cual es preciso pedir al paciente cambiar de posición para captar diferentes ángulos. Una vez finalizado el procedimiento, se interpreta cada una de las placas. En cambio, en la computarizada es posible mover el aparato para capturar diferentes tomas de alguna estructura; digamos que va retratando ‘rebanadas’ del paciente y todo lo integra en una base de datos que puede analizarse, incluso, durante el estudio”, finaliza la doctora Piña Barba.

En conclusión, la Física está presente en diversas ramas de la Medicina. No sólo en la investigación básica, sino también en la instrumentación, diagnósticos y tratamientos. Entonces, si alguna vez consideraste que la Física era ajena a ti, sólo asiste a un chequeo médico y comprobarás lo contrario.

Guardar Guardar Guardar Guardar Guardar Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *