sábado, mayo 26, 2018
Home > ¿Cómo funciona? > ¿Cómo hace la piel para no permitir la fuga del contenido líquido de tu cuerpo?

¿Cómo hace la piel para no permitir la fuga del contenido líquido de tu cuerpo?

La capacidad que tiene la piel para mantener nuestra integridad, a pesar de estar en un proceso de renovación constante que la lleva a reemplazar unas cinco mil millones de células diariamente, ha constituido una de las interrogantes de explicación más esquiva para los científicos. Sin embargo, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Keio en Japón y el Colegio Imperial de Londres, podría haber encontrado la respuesta.

Es bien conocido que la epidermis cuenta con una gruesa barrera externa de células epidérmicas muertas, que se desprenden constantemente. Pero además, existe una secundaria menos conocida, ubicada más profundamente, que está formada por una sola capa de células que forman una protección mucho más delgada.

Los investigadores descubrieron que la forma de las células epidérmicas combinada con su capacidad de unirse temporalmente, puede explicar cómo se forma esta fuerte barrera que le otorga a la piel su notable capacidad de no permitir filtraciones.

Los autores llegaron a su conclusión después de estudiar las células de la piel en modelos de ratón, utilizando una técnica de imagen llamada microscopía confocal y desarrollar complejos modelos matemáticos. El estudio reveló que la forma de estas células epidérmicas es en realidad una versión aplanada de un tetracaidecaedro: un sólido 3D de 14 lados compuesto de seis lados rectangulares y ocho hexagonales.

El equipo también descubrió que estas células fabrican proteínas que actúan como un pegamento temporal que une las células, lo que se denomina “uniones estrechas”. La combinación de la geometría de las celdas y las uniones estrechas, permiten que la barrera de la piel pueda mantener su integridad aunque sea muy delgada. Si bien los experimentos sólo se realizaron en ratones, parece que todo es muy similar en los humanos.

Estos hallazgos permiten a los investigadores sugerir que las disfunciones en la producción de las uniones estrechas, pueden ser un factor contribuyente que explica por qué algunas personas padecen afecciones como el eccema, donde la barrera cutánea se debilita, lo que provoca infiltración bacteriana, inflamación, rascado e infección adicional.

En otros casos, los fallos en la barrera entre las células (las uniones estrechas) pueden explicar en parte, por qué en la psoriasis hay una sobreproducción de células epidérmicas que produce manchas gruesas en la superficie de piel.

La doctora Reiko Tanaka, del Departamento de Bioingeniería del Colegio Imperial de Londres y coautora del estudio, comentó: “La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y es vital que comprendamos completamente cómo funciona, por lo que cuando se presentan alteraciones, como en el eccema o la psoriasis, podamos entender los mecanismos que pueden estar causando el problema”.

Los autores del estudio manifiestan que los próximos pasos en su investigación apuntan a analizar cómo se determina el grosor de la piel y cómo se mantiene el equilibrio entre el crecimiento celular y el desprendimiento de células, así como precisar por qué la piel se adelgaza a medida que envejecemos.

Fuente: TekCrispy / Jhoanell Angulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *