Miércoles, Mayo 24, 2017
Home > Noticias destacadas > Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificados

Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificados

Seguramente habrás visto más de una vez en tiendas en Internet -y fuera- falsificaciones o copias de smartphones a precio de locura. ¿Cuántas veces has visto una ganga y has dudado si serían dispositivos falsos? Hace falta mucho ojo, pues hoy en día ya no sólo se copian teléfonos, sino que casi cualquier tipo de dispositivo electrónico puede ser víctima de estos impostores gadgets.

¿Que qué se falsifica? Pues desde pulseras de Fitbit hasta auriculares de la conocida firma Beats, juguetes no tan electrónicos como los LEGO y por supuesto teléfonos, punteros como el iPhone o los Samsung Galaxy S, y también otros menos pretenciosos. Sobre todo, se falsifican los gadgets más mediáticos y buscados, y lo cierto es que cada vez se falsifican mejor. Evitar que te den gato por liebre es a veces cuestión de suerte, pero también podemos seguir una serie de pautas que podrán salvarnos el disgusto.

El enorme crecimiento de muchos mercados como los videojuegos, los dispositivos móviles o los coleccionables ha creado un monstruo, y es que cada vez aparecen más y mejores copias de todo tipo de dispositivos, juguetes y figuras, a veces incluso muy complicadas de distinguir

Cientos de ejemplos para que pongamos miles de ojos…
Si acostumbran comprar online seguramente están ya acostumbrados a ver gangas, pero lo cierto es que en Internet también se pueden encontrar muy fácilmente falsas ofertas. Hay que tener cuidado, leer bien las descripciones de los productos e intentar buscar siempre opiniones sobre el vendedor, pero no nos adelantemos. Ejemplos hay muchos, desgranemos algunos para entrar en materia

El curioso caso de Goophone y sus clones
A nadie se le escapa que la mayoría de los fabricantes encargan a empresas chinas el ensamblado de sus dispositivos, y es lógico pues que muchos de los fabricantes asiáticos atesoren una experiencia en la manufactura de todo tipo de gadgets y cacharros.

Así pues, a nadie le extrañará que vengan de Asia la mayoría de copias de dispositivos, aunque sí es curioso y digno de mención el caso de Goophone, por ejemplo, pues se trata de una firma dedicada a lanzar smartphones “clónicos” de forma exclusiva.

Su especialidad son los iPhone que funcionan con una versión retocada de Android y que cuestan menos de 200 dólares, pero también se han atrevido con una copia del Galaxy S7 e incluso han llegado a tener disponible antes la copia que Apple o Samsung el terminal original.

Eso sí, aunque idénticos por fuera los chicos de Goophone no engañan a nadie -indican la lista de especificaciones y sistema operativo de sus terminales- y sus precios tampoco mienten, y es que aquí donde llega la primera regla básica de la detección de fakes.

Beats y Airpods lideran los auriculares que se falsifican
Beats es un reputado fabricante de dispositivos de audio y una de las marcas más falsificadas, su éxito no pasó desapercibido tampoco para Apple, y por toda la red es sencillo encontrar copias de sus auriculares más populares.

No es fácil detectarlas y reconocerlas, pero si alguien quiere vender unos auriculares que cuestan más o menos 80 euros, por 32.90, desconfiar es lo mínimo que debo hacer. Ojo a los detalles, y si es una tienda como Amazon en este caso, revisa las opiniones de los usuarios que lo han comprado antes.

Los Airpods de Apple son otro claro ejemplo, encontrar copias de estos auriculares a la venta en Internet es muy fácil, y los precios muy atractivos, pero la calidad de los acabados dista mucho de la de los productos originales de Apple.

35,000 dólares en pulseras fitbit falsas
Las pulseras de Fitbit han sido probablemente los últimos dispositivos en sumarse a la lista de copias flagrantes, no en vano, el servicio de aduanas estadunidense anunció la incautación de unos 35,000 dólares en pulseras cuantificadoras de Fitbit falsas.

Es obvio que los precios de estas pulseras falsas serían atractivos, pero en dispositivos vestibles son importantes las medidas y estándares de seguridad que estos fakes no habrán pasado, y su calidad de acabados es cuestionable también.

Cargadores, accesorios, la lista es infinita…
Si se puede copiar y hay mercado para la falsificación, ésta aparecerá antes o después. De hecho, tampoco se salvan ni los cargadores ni los accesorios, y tampoco los componentes de reemplazo para reparaciones. De nuevo, en los detalles está la falsificación, pues la calidad y acabados nunca se acercan a las de un dispositivo original, que tiene que pasar múltiples pruebas y revisiones aleatorias en las colas de producción antes de llegar al mercado.

Duda de todo, sobre todo si algo es demasiado barato…
No es sencillo encontrar grandes precios en tiendas de reconocido prestigio, que suelen cuidar más los servicios post-venta con el costo que eso conlleva. Lejos de ofertas puntuales o compras grupales o de lotes, lo cierto es que si un precio es demasiado bueno, nuestras alarmas deben encenderse al momento.

Es el sentido común quien será nuestro mayor aliado, pues si un dispositivo cuesta 800 euros y alguien nos lo quiere vender por 250, algo no cuadra y hemos de dudar. De hecho, lo mejor es dudar de todo para evitar sustos.

Por ejemplo, si en un marketplace como el de Amazon encontramos un producto y en una veintena de tiendas mantiene un margen de precio similar, hay que desconfiar de las que venden el mismo producto muy barato o muy caro, la primera porque puede ser una falsificación, y la última porque puede tratarse de una estafa.

¿Qué debo hacer si tengo dudas de la autenticidad de un producto?
Si vas a comprar o te has comprado un producto y tienes dudas de su autenticidad, sé cuidadoso a la hora de evaluarlo y seguramente no te equivoques en tu decisión de compra. Hay una serie de puntos básicos que deberás revisar, así que repasemos:

1. Mirar, antes de comprar…
Pues muchas cosas son las que debes tener en cuenta antes de realizar una compra, sobre todo si ya tienes dudas de antemano sobre la autenticidad de los dispositivos, ya sea por su precio o por otros aspectos.

Si compras en una tienda, solicita las políticas de prueba, devoluciones y garantías, revisa que la tienda cumpla la ley y te permita devolver los dispositivos si no te convencen, y si todavía tienes dudas, contacta con la tienda para solicitar información sobre el origen del producto, envío, etc.

Más complicado es revisar compras en foros, pues aquí ha de imperar mucho más la confianza. Escribe al vendedor con todas tus dudas, solicita fotos del gadget en su estado actual y si puede ser con una prueba de fecha, el típico papel con el nombre de usuario y fecha junto al dispositivo.

Además, y si ya está abierto, puedes solicitar al vendedor una captura de la interfaz donde se muestra la información del dispositivo, y en todo caso, siempre podrán enviarte fotos de la caja donde se muestra el número de serie y el packaging.

2. Empaquetado y manual de usuario
Obviamente, si un dispositivo no está empaquetado como el original mal asunto, y aunque tenga el mismo packaging debemos revisar también no sólo su aspecto, sino su calidad. Un dispositivo de alta gama suele venir presentado en un paquete que le protege bien y con todos sus accesorios ordenados y fijados para evitar golpes, así que si eso no se cumple, tienes un primer punto negativo.

Si todo está donde debe estar, con precintos y demás, revisemos el manual de usuario, pues aunque en los últimos tiempos los manuales de uso han pasado a formato digital y ya no aparecen impresos en los paquetes de venta, sí se incluyen con la mayoría de dispositivos guías de inicio rápido o información sobre garantías que deberían incluir el idioma del país donde has comprado el gadget.

Si te compras un Xiaomi importado de China es normal que los manuales vengan en perfecto chino, pero si te has comprado un flamante monitor curvo LG en España y sus manuales vienen escritos en sánscrito, apunta otro punto a favor de la falsificación o, al menos, de una importación por parte del vendedor.

3. Materiales y acabados de los accesorios
En dispositivos de alta gama lo más probable es que todos sus accesorios se hayan cuidado al milímetro, así que es necesario revisar el diseño, los materiales y acabados del cargador, cables, auriculares, mandos a distancia, transformadores eléctricos, etc.

Se debe poner atención al ensamblado y a la continuidad de líneas, a las gomas de mala calidad y con olores en los cables, o a defectos en las serigrafías y logos de la marca, que un fabricante que copia suele cuidar mucho menos.

En este caso, cualquier imperfección debería ser mirada con lupa, pues los estrictos controles de seguridad harán que ningún fabricante importante lance un cargador con las puntas metálicas en mal estado, o el cierre de los plásticos, por el riesgo eléctrico que ello supone.

En este caso y aunque parezca mentira, cabe destacar a los cables, que suelen ser las señales más notables de que un dispositivo se ha falsificado. La mayoría de las veces, un dispositivo no original incluye cables de baja calidad, conectores con holguras y juntas poco cuidadas.

4. Acabados del dispositivo, hardware y usabilidad
Lo más probable es que el diseño y apariencia sean idénticos entre un dispositivo original y uno falsificado, aunque al igual que con los accesorios, seguramente la calidad de construcción y los materiales y acabados no sean los mismos.

No se usan idénticos estándares de calidad para ensamblar un gadget de alta gama o un televisor tope de gama que uno económico, y los dispositivos clonados de bajo costo contarán seguramente con materiales diferentes o fallas en el acabado.

El hardware es obviamente otro punto importante, pues a buen seguro que una copia barata de un dispositivo puntero no dispondrá del mejor chipset ni tampoco de un panel de la mayor calidad que suba su precio de fabricación. Revisa en los ajustes el hardware de tu dispositivo y si no coincide con los oferta, duda mucho.

Además, es importante conocer la usabilidad del dispositivo y comprobar que las posibilidades del terminal son las anunciadas en la parte de software y uso. Por ejemplo es fácil ver copias de iPhone con Android que obviamente no hacen lo mismo que un iPhone, y las copias de un malogrado Galaxy S7 seguramente llegarían sin el costoso escáner de iris, así que en este sentido identificar una copia será sencillo.

5. Números de serie
Probablemente sea la comprobación final y más importante, pues cada dispositivo cuenta con una matrícula, un identificador único, su IMEI en caso de un teléfono o el número de serie si se trata de cualquier otro tipo de producto electrónico.

Los teléfonos falsos suelen llevar también un IMEI falso, y una copia de un producto no tendrá obviamente un código de producto correcto. Es fácil recordar casos como el remarcado de dispositivos de Xiaomi que escondía la marca Zetta, o los cambios de número de bastidor que realizan los ladrones de vehículos, pero esto es algo muy sencillo de detectar.

Y si hablamos de smartphones Android…
Lo cierto es que el sentido común es tu mejor amigo en todos estos casos. Sin embargo, no sólo hay puntos subjetivos, pues existen también aplicaciones para las principales plataformas que te permitirán saber si los dispositivos son falsos. Obviamente, lo que más se falsifican son teléfonos inteligentes, y la mayoría de smartphones copiados utilizarán Android como sistema operativo, incluso aquéllos que por fuera se parezcan peligrosamente a los iPhone.

Lo bueno es que Android es sencillo comprobar de forma rápida si tu teléfono es original o una copia, pues bastará ir a Google Play Store e instalar AnTuTu Officer, una aplicación que sirve precisamente para comprobar la autenticidad de un dispositivo.

AnTuTu Officer es sencilla y muy intuitiva, y utiliza la base de datos de la aplicación de benchmarking de AnTuTu para realizar una serie de comprobaciones y auditar si estamos ante un smartphone original o falsificado. También CPU-Z o cualquier aplicación de benchmarking donde se muestren los datos de la plataforma de hardware nos servirá para comprobar que todo coincida:

Seguramente muchos estén dudando ahora mismo de todas las tiendas online, pero Internet y sus inagotables canales de información son más bien amigos en los que confiar buscando cualquier detalle sobre falsificaciones.

Internet es nuestro amigo y no nuestro enemigo
Con todo lo que os hemos contado, seguramente muchos estarán dudando de cualquier compra online, pero no todo es malo en Internet. La red es un pozo de sabiduría casi infinita y una búsqueda en Google puede ayudarnos a valorar si un dispositivo es susceptible de ser una copia.

Lo primero ya lo hemos comentado, revisar la tienda y los comentarios de los usuarios es básico. Si a ti han podido engañarte, seguramente lo habrán hecho antes con alguien más y esa información estará en la red. Lo segundo, es buscar información directamente sobre el dispositivo que estamos buscando.

¿Qué problemas puedo tener con un dispositivo falsificado?
¿Tienes un producto clónico o falsificado? Pues bien, problemas pueden existir muchos y a la vez ninguno, pero lo cierto es que un dispositivo de dudosa procedencia abre frentes de preocupación muy diversos.

Desde su garantía, que obviamente no existe sino es por parte del fabricante “original” y no de la marca falsificada, hasta las aplicaciones que puedan venir preinstaladas de forma silenciosa y que, gracias a la conexión a Internet de casi cualquier gadget, podrían enviar información de uso y estadísticas a servidores externos, existe un mundo de problemas derivados de un dispositivo del que no sabemos su origen o este no goza de una reputación contrastable.

Además, este tipo de dispositivos no pasan ningún control de calidad, por lo que su durabilidad podría verse comprometida, y por si esto fuera poco suelen disponer de hardware de menores prestaciones y más barato que los originales.

Si te preguntas si puedes seguir usándolo la respuesta es que sí, aunque no es ciertamente recomendable utilizar dispositivos con orígenes desconocidos por las razones que os hemos comentado.

Fuente: Xataka

facebook Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadostwitter Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadosgoogle Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadoslinkedin Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadospinterest Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadostumblr Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadosdiggit Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificadosemail Que no te timen: cómo detectar smartphones y otros dispositivos electrónicos falsificados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *