sábado, mayo 26, 2018
Home > ¿Cómo funciona? > ¿Por qué debes expulsar las unidades USB antes de desconectarlas?

¿Por qué debes expulsar las unidades USB antes de desconectarlas?

Es bien sabido que las unidades flash USB y otros dispositivos como teléfonos o discos duros externos, deben ser expulsadas antes de ser desconectados. Muchas veces se pasa por alto este procedimiento y simplemente se desconecta la unidad sin que se perciba un daño evidente, lo que lleva a las interrogantes: ¿Realmente es necesario expulsar una unidad antes de desconectarla? ¿Qué riesgo hay si no se hace esto?

La respuesta tajante es que sí hay riesgos, aunque el alcance de esos potenciales daños depende en buena medida del sistema operativo que estés utilizando. Obviamente, desconectar una unidad USB mientras se está escribiendo podría dañar los datos. Sin embargo, incluso si la unidad no se está escribiendo activamente, aún podría corromperse los datos.

De forma predeterminada, la mayoría de los sistemas operativos usan lo que se denomina almacenamiento en caché de escritura para obtener un mejor rendimiento de los recursos de la computadora. Cuando escribe un archivo en otra unidad, como una unidad flash USB, el sistema operativo espera para realizar esas acciones hasta que tenga una serie de solicitudes que cumplir, y luego las ejecuta en conjunto de una vez.

Cuando presionas el botón de expulsión, le estás indicando al sistema operativo que purgue la memoria caché, es decir, que finalice todas las acciones pendientes; de este modo, puedes desenchufar la unidad de forma segura sin riesgo de daños.

Mac y Linux utilizan el almacenamiento en caché de escritura en casi todas las unidades, y permiten expulsar cualquier unidad a través de su administrador de archivos. Sin embargo, Windows tiene un enfoque diferente. De hecho, deshabilita esta característica de caché de escritura para unidades que determina como “extraíbles”.

Como tal, deshabilitar esta característica en unidades extraíbles disminuye la posibilidad de corrupción de datos. Sin embargo, mantiene la memoria caché habilitada en unidades no extraíbles. Esto tiene que ver con el protocolo que utiliza la unidad cuando se conecta a la computadora:

Almacenamiento masivo USB. Es la forma principal en que una unidad flash se conectará a una computadora. Permite que el sistema lo vea como una unidad real y funciona exactamente como lo hace una unidad interna; aparece en el escritorio de una Mac y se le asigna una letra de unidad en Windows. En los dispositivos conectados bajo este protocolo, lo ideal y recomendable es que sea expulsado antes de ser desconectado.

Protocolo de transferencia de medios (MTP). Está integrado en Windows y requiere un software separado en una Mac. Es utilizado frecuentemente por dispositivos Android. Con MTP, se puede copiar archivos de un lado a otro; debido a que el sistema lo cataloga como un dispositivo portátil, en lugar de una unidad, no requiere ser expulsado.

Protocolo de transferencia de imágenes (PTP). Las cámaras digitales lo utilizan para transferir imágenes a una computadora. Es compatible con Windows y Mac, y puede ser utilizado por cualquier aplicación que admita la importación de imágenes. PTP es muy similar a MTP, por lo que tampoco necesita ser expulsado.

Los teléfonos inteligentes, cámaras y otros dispositivos multimedia que se conectan a través de MTP o PTP, pueden desconectarse simplemente retirando el enchufe USB sin dañar su almacenamiento.

Fuente: TekCrispy / Jhoanell Angulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *