domingo, abril 22, 2018
Home > Salud > ¿Por qué la cafeína nos mantiene despiertos y en alerta?

¿Por qué la cafeína nos mantiene despiertos y en alerta?

Lo primero que hacen millones de personas al levantarse por la mañana es tomar un café o un té, ya que es una gran ayuda para despejarse y empezar a funcionar. Pero, ¿sabes por qué la cafeína nos mantiene despiertos y alerta?

En todo el mundo, cada año se consumen más de 100,000 toneladas métricas de cafeína, lo que hace que esta sustancia sea el estimulante que más se toma en todo el planeta. La mayor parte de esta cantidad se ingiere en café y té, pero también se toma en refrescos, bebidas energéticas, chocolate, tabletas e incluso en bebidas descafeinadas.

Además de quitarnos el sueño, la cafeína tiene otros efectos que proporcionan bienestar. Nos permite sentirnos concentrados, alertas, felices y llenos de energía, aunque no hayamos dormido bien por la noche. Pero, ¿cómo es posible?

Como ya sabes, la cafeína es una sustancia estimulante del sistema nervioso central, y nos mantiene despiertos porque bloquea la adenosina, una molécula clave para inducir el sueño. Nuestras células obtienen la energía que necesitan rompiendo una molécula llamada trifosfato de adenosina (ATP), un proceso que libera adenosina. Las neuronas tienen receptores especialmente diseñados para esta molécula, y cuando se acopla en ellos produce reacciones químicas que nos producen sueño.

La cafeína es un receptor antagonista de la adenosina, es decir, que produce los efectos contrarios. Tiene una estructura molecular similar que le permite bloquear los receptores de adenosina pero no activarlos, lo que significa que impide que se desencadenen los efectos relajantes. Además, la cafeína puede incrementar las emociones positivas. Esto es debido a que, a diferencia de la adenosina, en los receptores dobles la cafeína no impide el acoplamiento de la dopamina, el neurotransmisor asociado al placer, lo que permite que nos sintamos más felices y con mejor estado de ánimo.

Los estudios científicos han encontrado evidencias de que los efectos de la cafeína en los receptores de la adenosina y la dopamina pueden tener beneficios a largo plazo, reduciendo los riesgos de enfermedades como párkinson, alzhéimer y algunos tipos de cáncer. Además, también puede aumentar las capacidades del cuerpo para quemar grasa.

No obstante, el abuso también tiene efectos negativos: puede aumentar el ritmo cardiaco y la presión sanguínea, así como hacernos sentir ansiedad, incrementar la micción o causar diarrea o contribuir al insomnio. Además, cuando se ingiere cafeína regularmente, aparecen nuevos receptores de adenosina que hacen que necesites una dosis mayor para obtener los mismos efectos, y cuando se abandona su consumo de manera repentina aparecen efectos secundarios no deseados, como dolor de cabeza, cansancio y mal humor. Los receptores extra desaparecen en unos pocos días, lo que permite que el cuerpo se reajuste.

Fuente: Computer Hoy / Sandra Arteaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *