domingo, abril 22, 2018
Home > Ciencia > ¿Quién paga si la estación espacial china te cae en la cabeza?

¿Quién paga si la estación espacial china te cae en la cabeza?

La estación espacial china Tiangong-1 está fuera de control desde 2016. Los científicos que llevan a cabo el seguimiento han anunciado que su caída a la Tierra es inminente. Según la Agencia Espacial Europea (ESA) su reentrada al planeta se producirá “entre la mañana del 31 de marzo y la tarde del 1 de abril”.

Tiangong-1 es la primera estación espacial china en órbita desde 2011. Estuvo operativa hasta 2013, e incluso recibió la visita de seis astronautas. Pero en 2016 China anunció que había perdido el control. Desde entonces orbita libremente a 120 kilómetros de altura. La órbita está decayendo y se calcula que caerá sobre la Tierra este fin de semana. España, Grecia y Egipto son los países con más probabilidad de sufrir el impacto, aunque también podría caer sobre Nueva Zelanda, según la hora del día.

¿Qué ocurrirá cuando la estación espacial china caiga a la Tierra? Lo más probable es que no pase nada… La atmósfera de la Tierra la desintegrará por completo, convirtiéndola en una nube de chispas que se apagarán en el aire. Es posible que algún pequeño fragmento acabe llegando al suelo, pero la posibilidad de que caiga sobre una persona, o una propiedad, es infinitesimal. De una entre miles de millones. Hay mil veces más probabilidades de que te toque la lotería…

Aun así, en el poco probable supuesto de que un fragmento de la estación espacial china te caiga en la cabeza y te produzca una lesión, o te abolle el techo del coche… ¿Quién es el responsable? ¿A quién hay que reclamar? La web Phys.org ha estado investigando el asunto y ha obtenido datos interesantes. La basura espacial está regulada por el Tratado Internacional del Espacio Exterior, firmado por más de cien países, incluidos todos los que realizan alguna actividad en el espacio, como es el caso de España o China.

Este tratado afirma que el responsable de los efectos colaterales de un vehículo espacial es el país a quien pertenece, sin importar desde donde se lance, o dónde produzca ese daño. Es decir, si un satélite español se lanza desde Cabo Cañaveral por ejemplo, en Estados Unidos, y el satélite explota y produce algún daño, el responsable sería el estado español, y no Estados Unidos.

En el caso de la estación espacial Tiangong-1 su dueño es China, y por tanto este país será el responsable si algún fragmento llega al suelo y daña a una persona o propiedad. Un dato interesante es que el tratado regula las indemnizaciones entre países, pero no a través de individuos.

Si la estación espacial china daña a un ciudadano español y China no tiene contratado un seguro internacional que cubra a particulares, sería el propio Estado Español el que tendría que reclamar a China, en nombre de ese ciudadano. Teniendo en cuenta los trámites burocráticos entre países y las posibles apelaciones, cobrar la indemnización podría tardar años.

Fuente: Computer Hoy / Juan Antonio Pascual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *