jueves, junio 21, 2018
Home > Breves del sector > Una gota de saliva permite detectar cáncer oral

Una gota de saliva permite detectar cáncer oral

Una gota de saliva puede ser la diferencia para atender los males de la salud, entre ellos el cáncer oral, afirma la doctora Sandra López Verdín, especialista en odontología del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UDG).

A través de un estudio para obtener el grado de doctora en biología molecular en medicina, la especialista analizó la presencia de la proteína E-cadherina en la saliva de 40 pacientes con cáncer oral y otros 10 sin esta patología, por lo que se dedicó a examinar los niveles de esta sustancia para determinar el avance o presencia de la enfermedad.

“Una vez tomada la muestra de los pacientes, la saliva se congela para después aplicarle agentes que eliminen la presencia de enzimas, enemigas de las proteínas, y así determinar la cantidad de E-cadherina en la sustancia. Analizando los resultados, vimos que sí hay una diferencia significativa entre los niveles de los pacientes con cáncer oral y los pacientes sanos”, afirmó en entrevista.

La E-cadherina es una proteína encargada de mantener la unión intercelular en los organismos; sin embargo, cuando se presenta cáncer, hay un aumento de enzimas que cortan la E-cadherina, y esta se empieza a acumular de forma extracelular aumentando su presencia en los fluidos como la saliva.

El aumento es reflejo de la pérdida de E-cadherina en las células neoplásicas, permitiendo así su desprendimiento unas de otras, favoreciendo la migración a los vasos sanguíneos y la metástasis. La odontóloga señala que este procedimiento puede convertirse en una alternativa más práctica ante otras formas de detectar el cáncer oral, como pruebas de sangre o biopsias, métodos que pueden ser dolorosos y costosos para los pacientes.

En boca limpia, no entran enfermedades
Bajo la tutela de la doctora Sandra López, uno de sus alumnos, Iroel Alaín Solís Cárdenas, estudió el caso de 20 pacientes con cáncer oral, “uno de los más agresivos”, y otros 40 sanos, para asociar otro factor de riesgo que presentaban los enfermos y así trazar una ruta de prevención de este padecimiento.

En esta investigación, que fue presentada como su tesis para obtener el grado de cirujano dentista en el CUCS de la Universidad de Guadalajara, Iroel encontró que la mala higiene bucal es otro factor de riesgo para desarrollar cáncer oral, incluso puede ser más peligroso que el tabaquismo y el alcoholismo, según el seguimiento a los enfermos.

Solís Cárdenas señala que a los pacientes también se les preguntó si tenían el hábito de fumar o beber alcohol. Posteriormente, se comparó la información para conocer cuál era la característica más presente en el grupo analizado.

“Lo que descubrimos fue que efectivamente la pobre higiene oral es un factor de riesgo para el cáncer de células escamosas”. El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) enlista el alcoholismo y tabaquismo como los principales factores de riesgo para esta enfermedad; sin embargo, aún no considera la mala higiene bucal como otra característica dañina.

Este padecimiento, también conocido como cáncer de células escamosas, puede manifestarse a través de tumores dentro de la cavidad bucal o mediante pequeñas lesiones que pueden expandirse hacia el cuello; no obstante, recalca Iroel, la enfermedad puede prevenirse si se determinan los factores de riesgo.

“Es un cáncer agresivo que desde etapas tempranas tiende a metastatizar, los tratamientos son mutilantes, dolorosos. Muchas veces por la velocidad que tiende a avanzar, el tratamiento no puede ser efectivo. Hay que hacer un diagnóstico oportuno y una prevención adecuada”.

Aunque no existe una base de datos nacional precisa sobre cuántas personas sufren este tipo de padecimiento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba que en 2012, en México había dos mil 791 pacientes con cáncer de cavidad oral. La OMS también coloca esta enfermedad como el décimo tercer cáncer más común en el país.

Un “centinela” en la cavidad bucal
La doctora Sandra López Verdín, académica del CUCS, asegura que aunque la E-cadherina se ha detectado en otros fluidos del cuerpo, no se había estudiado su presencia en la saliva, una sustancia “centinela” que otros especialistas de la salud pueden estudiar para observar la posible existencia de otras enfermedades.

La especialista añade que buscará analizar otras moléculas en la saliva y en la cavidad bucal y así detectar los factores de riesgo de enfermedad para los pacientes. La doctora López Verdín, candidata al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), enfatiza que es necesario generar más conocimiento respecto a la odontología.

“La finalidad es que en algún momento la saliva sea utilizada de una forma preventiva, porque estamos en un punto en el cáncer oral que tenemos el estudio muy centrado en el diagnóstico, pero ¿cómo vigilamos a la población sana sin tener métodos invasivos?”.

En esta investigación también participaron el doctor Juan José Soto, cirujano oncólogo del Instituto Jalisciense de Cancerología; la doctora Ana Lourdes Zamora, académica del CUCS, genetista e investigadora nivel II del SNI; y Ronell Bologna Molina, doctor en ciencias biológicas y académico de la Universidad de la República de Uruguay.

Además, en enero pasado esta tesis fue presentada por la doctora para participar en la categoría de Ciencia del Premio Estatal de Innovación, Ciencia y Tecnología 2017 que otorga el gobierno del estado de Jalisco, donde fue reconocida con la distinción de Finalista.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt / Pablo Miranda Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *