domingo, diciembre 22, 2019
Home > Tecnología > Algoritmos, el conjunto de reglas que alimenta a la inteligencia artificial

Algoritmos, el conjunto de reglas que alimenta a la inteligencia artificial

Los algoritmos, al parecer, están en todas partes. Ellos controlan lo que aparece en valiosas primeras páginas de Google, lo que se muestra en la línea del tiempo de cada usuario de Facebook y coordinan toda la publicidad en línea.

Con la creciente cantidad de datos disponibles en el Internet, los algoritmos se han convertido en una versión más simple, pero cada vez más sofisticada, de una inteligencia artificial gigantesca. ¿Pero sabes exactamente lo que es un algoritmo?

Las reglas del juego
Los algoritmos son estructuras básicas para la resolución de problemas. En esencia, son un conjunto de instrucciones, detallado paso a paso, tratando de obtener un resultado que controla un determinado conjunto de variables en un orden específico. El orden es fundamental para el funcionamiento del algoritmo, ya que afectará directamente cómo la computadora maneja el problema propuesto.

Es como una receta para un pastel: No se puede empezar colocando la forma vacía en el horno y aplicando la cobertura en la harina. Cada paso tiene que ser seguido en orden para que alcances el resultado deseado.

Organización de búsqueda y de lo que ves
Google utiliza las palabras clave buscadas para organizar la búsqueda. Sin embargo, sólo este parámetro sería insuficiente, ya que millones de sitios web pueden llevar el término de búsqueda, pero en contextos totalmente irrelevantes. Así, Google cruza esta información con otros parámetros tales como la cantidad de veces que se utiliza la palabra clave e incluso en que partes del sitio se las utiliza.

Toda esta información se obtiene a través de programas llamados crawlers, que escarban los enlaces en Internet y compilan los datos mediante el filtrado por PageRank, sistema patentado de algoritmos que ayuda a perfeccionar la búsqueda.

Más siniestros, sin embargo, son los algoritmos de Facebook, responsables del contenido que se ve en la línea del tiempo, desde los posts patrocinados hasta los mensajes de amigos y conocidos. El sistema es una caja negra, y nadie fuera de Facebook sabe con seguridad decir cómo funciona, pero se admite que se filtra a los intereses (los señalados en el perfil y los temas publicados), las interacciones con los amigos y, así, elige lo que vas o no vas a ver.

El poder de la red social no se debe pasar por alto, ya que millones de personas ven el servicio de noticias de Facebook como una de sus principales fuentes de información, lo que ha provocado algunas distorsiones. En Brasil, muchos usuarios de la red mostraron su descontento con la salida de la Operación lava-Jato de los titulares, pero una encuesta realizada por la página “Monitor del debate político en el entorno digital” muestra claramente que la cuestión está todavía caliente en 117 fuentes de noticias que investigaron, pero las personas no están compartiendo las noticias relacionadas con el tema.

Aprendizaje robótico
¿Has notado que cuando entras en el sitio de alguna tienda, buscas un término en Google o incluso publicas un tema particular en cualquier red social, se empiezan a ver más banners y otros anuncios con este tema? Se puede echar la culpa a los algoritmos y a un concepto llamado machine learning (aprendizaje automático, en traducción libre), que utiliza la acumulación de información para que los programas de cómputo logren desarrollar nuevos estándares, con resultados más precisos y personalizados para el usuario.

El propio Facebook utiliza algoritmos basados en el concepto, filtrando lo que se ve en la línea del tiempo sobre la base de la información de los perfiles, tales como el contenido de las mensajes, las personas con los que interactúa, etc.

Este principio puede ser crítico en el desarrollo de la inteligencia artificial sofisticada, tales como los utilizados en los automóviles autónomos, y aún más en el futuro, en los androides que pueden, con el tiempo, ampliar la programación original para la acumulación de nuevas experiencias.

El fracaso del plan
La mayor ventaja de los algoritmos es que permiten a los programas de cómputo tomar decisiones informadas en una fracción de segundo, lo que agiliza y automatiza una serie de actividades diarias. A veces, sin embargo, esto termina creando practicidad o agravando una serie de problemas, sobre todo cuando el algoritmo utilizado busca emular el comportamiento humano.

¿Un mundo controlado por algoritmos?
A pesar de que sean rápidos en decisiones, con fórmulas que permiten un escrutinio analítico para resolver problemas complejos, algo mucho más rápido que nuestro cerebro, este tipo de inteligencia artificial no tiene el discernimiento del pensamiento puramente orgánico. Otro riesgo que debe ser tomado en consideración implica el tipo de información que estamos consumiendo, ya sea en los sitios de búsqueda o en redes sociales. En teoría, los programadores ejercen control en los algoritmos, pero es posible que en un corto periodo de tiempo, los algoritmos estén indirectamente en el control de las personas.

Fuente: IQ Intel / Gerhard Brêda

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.