sábado, diciembre 7, 2019
Home > Sexualidad > Confianza e intimidad sexual, pilares del deseo

Confianza e intimidad sexual, pilares del deseo

Un momento oportuno para acercarse, desenmascarar los deseos más profundos y generar un ambiente especial para la pareja, son algunos de sus atributos. En efecto, la intimidad sexual se basa en autonomía personal y significa recibir al otro en nuestro territorio sin sentirnos invadidos ni contaminados.

Por: Karina Galarza Vásquez

Al pensar en el ejercicio de la sexualidad, es común que de inmediato se le visualice como un coito o penetración. Si bien incluye algún componente sexual, va más allá, ya que también incluye lo emocional e intelectual, interacciones, sentimientos y sensaciones que, en conjunto, dan paso a la intimidad.

“Esta última suele confundirse con la frecuencia de los encuentros eróticos, cuando en realidad implica la participación activa de ambos miembros de la pareja y disposición de entregarse no sólo en el plano físico”, afirma la doctora Cristina Fernández Moreno, terapeuta de pareja y educadora sexual egresada de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco.

Y añade que, pese a su importancia en las relaciones amorosas, a menudo se enfrenta con obstáculos creados por limitaciones, necesidades y temores personales. “En este sentido, cabe destacar que se ha observado en la consulta que muchas personas sienten miedo de abrir sus sentimientos porque consideran que al hacerlo se muestran vulnerables y, por lo tanto, objeto de abuso”.

Dicha manifestación está asociada a la historia de cada individuo, por ejemplo, tras haber experimentado fracasos sentimentales que les causaron un fuerte daño, temor a perder el control sobre las propias emociones, o bien, porque sufren problemas de autoestima. Por el contrario, quienes son seguros de sí mismos crean un espacio elástico de intimidad, desde luego dotado de libertad y compenetración.

Barreras
La intimidad sexual no sólo implica estar junto a la pareja, pues es posible estar con alguien en el sentido de cercanía corporal y mantenerse alejados de manera emocional y mental. En este tipo de encuentros, que vendrían siendo lo que se conoce como “sexo por placer”, no se comparten experiencias, pensamientos ni sentimientos, lo que impide la formación de vínculos afectivos.

“En toda relación significativa es muy importante el binomio intimidad-amor debido a que posibilita, durante las relaciones sexuales, acercamiento emocional entre la pareja. No obstante, todavía es común encontrar miedo, soledad, el no permitirse conocer los propios sentimientos, dependencia, culpa, crítica al desempeño erótico del otro, incompatibilidad, prejuicios e ira canalizada hacia la sexualidad; todos ellos grandes impedimentos para construir una intimidad sana”, advierte la doctora Fernández Moreno.

Pero ahí no terminan los obstáculos, pues también hay quienes presentan dificultad para establecer intimidad sexual porque no establecen contacto con sus emociones ni se detienen a experimentar sensaciones, a lo que se suma que a menudo son invadidas por pensamientos negativos o prejuicios.

¿Dónde comienza?
La intimidad inicia con uno mismo, por lo que para vivir una relación basada en este concepto son necesarias una personalidad fuerte, la autonomía y la flexibilidad. “Si bien todo ello parece complicado, surge del fortalecimiento de la autoestima y el conocimiento personal, a partir de lo cual los sentimientos positivos y negativos se asimilan y aceptan como tales”, señala la terapeuta de pareja.

Lo anterior, entre otras cosas, trae consigo una apertura mental y emocional, así como seguridad personal, y todo ello favorece la interacción, entendimiento e identificación con la contraparte. “Por otro lado, también implica que cada quien conozca su cuerpo y descubra sus sensaciones sin prejuicios, de modo que en la interacción sexual se deje de lado la idea de que la pareja es la única responsable del propio placer y satisfacción”, explica la doctora Fernández Moreno.

De esta manera será posible desarrollar una profunda armonía sexual y se experimentará mayor placer en todos los ámbitos. Al respecto, la especialista resalta que la mejor forma de alcanzar este nivel es mediante el descubrimiento mutuo de las sensaciones y las respuestas ante determinadas caricias o estímulos. “De dicho aprendizaje dependerá la forma como cada quien abordará a su compañero, el tipo de contacto y la frecuencia que requerirán en forma particular y conjunta”.

Mejor vida sexual
Hablar de sexualidad puede ser complejo cuando la pareja no acepta la necesidad de exponer sus deseos más profundos y temores al respecto, ya sea porque no encuentra la mejor forma de expresarlo o por considerarlo tema inadecuado. ¿Qué se puede hacer?

La doctora Fernández Moreno recomienda afrontar la situación de la siguiente manera:
Reconocer el problema. Es importante admitir ante la pareja la dificultad para hablar sobre sexo, pues aunque parezca increíble, el simple hecho de exteriorizar dicha inquietud reduce la angustia y crea un ambiente de mayor confianza.

Ser seguro. Una vez vencido lo anterior, es más fácil comunicar los sentimientos y deseos.

No juzgar. Todos somos muy vulnerables a las críticas, y en el plano íntimo son las más devastadoras porque cuestionan y atentan directamente contra la autoestima, autoimagen y desenvolvimiento sexual. Por los tanto, es fundamental evitar la burla, sarcasmo o desprecio hacia el compañero.

Expresar sin inhibiciones. Es necesario tener la disposición de interactuar con la pareja, conocerla, hablar claramente sobre nuestras expectativas y abrir las emociones. Con estas bases la interacción sexual se facilitará en gran medida, sobre todo cuando en la relación median honestidad y apertura.

La intimidad es más cuestión de piel que de sexo, por lo que la necesidad psicológica y emocional de contacto corporal prevalece sobre las exigencias genitales.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.