sábado, diciembre 21, 2019
Home > Ciencia > Cuando el oxígeno provocó una catástrofe mundial

Cuando el oxígeno provocó una catástrofe mundial

Es increíble cómo un evento que probablemente definió la vida tal y como la conocemos hoy en día se haya producido, en una primera etapa, por organismos microbianos como las cianobacterias. Estos microorganismos fueron los primeros en desarrollar la capacidad de realizar fotosíntesis, hecho que afectó el planeta entero en sus etapas más tempranas y que, en todo caso, lo transformarían por completo gracias a la producción de oxígeno.

La Gran Oxidación o Catástrofe del Oxígeno ocurrió hace alrededor de 2,500 millones de años, es decir, en las primeras etapas de la formación de la Tierra. Este gran evento mundial se debió precisamente a la fotosíntesis oxigénica que desarrollaron las llamadas cianobacterias.

Al surgir estos organismos se comenzó a producir oxígeno molecular en cantidades que nunca antes habían existido en la Tierra. Definir exactamente cuándo sucedió la evolución de la fotosíntesis oxigénica sigue siendo motivo de debate entre la comunidad científica. Por ahora, nos sirve bastante comprender este evento pues es indispensable para lo que sucedió a partir de ahí.

Al principio, el excedente de oxígeno fue absorbido en reacciones químicas con el hierro o descomponiendo células. Sin embargo, la población de cianobacterias se incrementó debido a su misma capacidad de proveerse energía y muy pronto (claro, en miles de años) la cantidad del elemento fue superior a lo que podía ser absorbido.

Como podemos imaginar, su presencia afectó a los demás organismos que existían hasta el momento, en su gran mayoría anaerobios, y para los cuales el oxígeno es tóxico. Prácticamente para todo lo vivo en ese momento dicho elemento representó no menos que veneno.

Además, con las reacciones químicas del oxígeno y el metano, que con la radiación ultravioleta se oxidó y se produjo dióxido de carbono, se reduciría de forma considerable la temperatura global por el efecto invernadero. Este impresionante cambio climático desencadenaría la Glaciación Huroniana, una de las más intensas que ha existido y de la que pocos organismos salieron librados, incluso casi extingue a las mismas cianobacterias.

La combinación de todos estos sucesos es a lo que los geólogos llaman la Gran Oxidación. Claro que este tremendo impacto cambiaría el curso de la vida en la Tierra, pues dio oportunidad a nuevas interacciones químicas y diversificación biológica.

Esto tomó su tiempo por supuesto, pero, sin duda, la Gran Oxidación es uno de esos eventos que contribuyeron, como decíamos al principio, a formar la vida tal y como la conocemos hoy en día.

Fuente: Hipertextual / Vonne Lara

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.