martes, marzo 19, 2019
Home > Naturaleza > Descubren una especie de tarántula con un enorme cuerno en la cabeza

Descubren una especie de tarántula con un enorme cuerno en la cabeza

Una nueva y extraña especie de tarántula ha sido descubierta en Angola. Con su protuberancia en forma de cuerno sobre el cefalotórax, el espécimen recién hallado ha sorprendido a los investigadores. Tanto que ha sido bautizado como Ceratogyrus attonitifer, que se deriva de la raíz latina attonit– (“asombro” o “fascinación”), y el sufijo –fer (“portador”).

La tarántula se describe en un artículo publicado en African invertebrates, bajo la promoción del proyecto National Geographic Okavango Wilderness Project, cuyo objetivo es descubrir la biodiversidad que no se ha muestreado en toda la cuenca del Okavango que transcurre por los países de Angola, Namibia y Botswana.

La publicación está firmada por el equipo de los doctores John Midgley e Ian Engelbrecht, quienes explican que aunque la tarántula pertenece a un grupo conocido como arañas babuino cornudo, la protuberancia no está presente en todas estas especies y no se conoce otro arácnido con la misma estructura que la C. attonitifer.

“Ninguna otra araña en el mundo posee una protuberancia foveal similar”, aseguran explicando que, a diferencia de las otras especies que tienen una protuberancia dura y corta, el “cuerno” de la recién hallada tarántula presenta un aspecto suave y es más largo de lo normal.

Su función intriga a los investigadores y, de momento, es desconocida. Sin embargo, otras especies cercanas utilizan estas protuberancias para “guardar” los potentes músculos que utilizan para succionar y que no les caben en el resto de la cabeza.

Vieja conocida
Los pueblos indígenas de la región sabían de la existencia de la tarántula y proporcionaron información adicional sobre la biología y el estilo de vida de estas arañas babuino. Aunque no ha sido descrito y desconocido por los expertos hasta hace muy poco, el arácnido tenía el nombre de “chandachuly” entre las tribus locales.

Su comportamiento es violento, ya que cuando los investigadores ponían objetos cerca de la entrada de sus nidos (escondidas entre la hierba o excavadas en la arena durante toda la noche), las arañas atacaban al intruso rápidamente.

Además, han observado que ataca a los insectos a los que roba sus nidos. Sin embargo, su veneno no es peligroso para los humanos, a pesar de que ha habido algunas muertes causadas por mordeduras infectadas que no fueron tratadas debido a un acceso médico deficiente.

Enorme biodiversidad por descubrir en Angola
Los investigadores señalan que el descubrimiento no solo amplía la familia el rango del género de las arañas babuinas, sino que sirve de evidencia adicional de la inmensa fauna endémica del país: “La escasez general de datos de biodiversidad para Angola se ilustra claramente en este ejemplo, lo que indica la importancia de la recogida de especímenes”.

Además de esta especie, la investigación ha propiciado el hallazgo de otros dos especímenes potencialmente nuevos para la ciencia, aunque el material disponible es hasta ahora insuficiente para diagnosticarlos formalmente y describirlos.

Referencia:
New collection records for Theraphosidae (Araneae, Mygalomorphae) in Angola, with the description of a remarkable new species of Ceratogyrus. African Invertebrates, 2019. https://doi.org/10.3897/afrinvertebr.60.32141

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.