miércoles, diciembre 12, 2018
Home > Mundo microscópico > Cada día llueven 800 millones de virus por metro cuadrado en la Tierra

Cada día llueven 800 millones de virus por metro cuadrado en la Tierra

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen los virus? En ocasiones los transportan y propagan las personas o los animales enfermos, pero en otras simplemente están ahí, en nuestro entorno, a la espera y al acecho. Un estudio de un equipo internacional de científicos, en el que han participado investigadores de la Universidad de Granada (España), la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y la Universidad Estatal de San Diego (Estados Unidos), determina que buena parte cae del cielo cuando llueve. Por tanto, las precipitaciones no son tan puras y limpias como pensamos.

Los virus y las bacterias se ven arrastrados en grandes cantidades desde la superficie de la Tierra a la atmósfera, desde donde vuelven a caer al suelo con las precipitaciones. El objetivo de este trabajo consistía en cuantificar los microorganismos que llueven en nuestro planeta a diario, y la cifra que han obtenido en sus resultados es verdaderamente llamativa. “Todos los días se depositan más de 800 millones por metro cuadrado sobre la capa límite planetaria”, explica Curtis Suttle, virólogo de la Universidad de Columbia Británica.

Hace aproximadamente dos décadas, los científicos se percataron de que se podían encontrar virus genéticamente similares en entornos y lugares dispares en todo el mundo, lo que significa que pueden ser arrastrados a través de la atmósfera de unos continentes a otros. En concreto, los gérmenes se transportan mediante partículas de polvo a la troposfera, que es la capa de la atmósfera que se sitúa a unos 3,000 metros de altitud.

Tras conocer el mecanismo de transporte, los investigadores querían saber cuántos virus y bacterias lo utilizan para moverse por el planeta. Para ello, instalaron su estación de trabajo en lo alto de las montañas de Sierra Nevada, donde descubrieron que, cada día, se depositan más de 800 millones de los primeros y decenas de millones de las segundas por metro cuadrado.

Además, dado que los virus tienen la capacidad de adherirse a partículas orgánicas más pequeñas, pueden permanecer en la atmósfera más tiempo. “Son depositados en la Tierra a través de la lluvia e intrusiones de polvo sahariano”, explica Isabel Reche, de la Universidad de Granada. “Sin embargo, la lluvia fue menos eficiente eliminando virus de la atmósfera”.

Fuente: Computer Hoy / Sandra Arteaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.