jueves, octubre 18, 2018
Home > Salud > Esto es lo que debes saber sobre el virus HTLV-1

Esto es lo que debes saber sobre el virus HTLV-1

El HTLV-1 es un virus poco conocido, pero potencialmente letal y relacionado lejanamente con el VIH, que ha saltado a la palestra pública recientemente ocupando espacio en los medios de comunicación, luego de un importante llamado de la comunidad médica que insta a tomar medidas para combatir su alta prevalencia en partes rurales de Australia.

Científicos del Colegio Imperial de Londres, que alberga uno de los centros de investigación líderes en el mundo para la enfermedad, advierten que el virus linfotrópico humano tipo 1 (HTLV-1) puede causar enfermedades devastadoras, incapacitantes o mortales, en alrededor del 10 por ciento de los infectados.

La infección por el virus puede desencadenar leucemia y linfoma, pero también se asocia con una serie de condiciones debilitantes, que incluyen uveítis, bronquiectasias, afecciones pulmonares, así como enfermedades del sistema nervioso, como la mielopatía, que afecta la médula espinal y la miopatía, que afecta el tejido muscular, y de manera similar a su primo el VIH: debilitamiento del sistema inmune.

El HTLV-1 es un retrovirus que tiene algunas similitudes con el VIH: se transmite a través del contacto sexual, la lactancia materna, transfusiones de sangre y agujas contaminadas. Los infectados son asintomáticos años después de la infección inicial, por lo que los portadores pueden infectar a otras personas sin saberlo. Sin embargo y de manera contrastante a su primo el VIH, los síntomas pueden tardar hasta 30 años en aparecer después de la infección.

No existe un tratamiento o cura efectiva, por lo que el manejo de la enfermedad se enfoca en prevenir la infección a través del análisis de donantes de sangre, promover el sexo seguro y desalentar el uso compartido de agujas.

El virus está presente en todo el mundo, particularmente en el sur de Japón, el Caribe, partes de América del Sur, África, Medio Oriente, Australia y Melanesia. El HTLV-1 fue descubierto en la década de 1980, pero se trata de un virus antiguo. Científicos evidenciaron su presencia en el ADN de una momia de 1,500 años de antigüedad, descubierta en las montañas de los Andes de América del Sur.

La tasa de prevalencia en zonas rurales de Australia es motivo de gran preocupación, donde los niveles de infección superan el 40% en adultos, siendo las comunidades indígenas las más afectadas, especialmente en la ciudad de Alice Springs.

Muchos médicos, incluido el doctor Robert Gallo, cofundador y director del Instituto de Virología Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, cuyo laboratorio fue el primero en detectar HTLV-1 hace casi cuatro décadas, están dando la alarma sobre lo poco que se ha hecho para prevenir, examinar y tratar el HTLV-1.

Referencia:
Infectious diseases. Institute of Global Health Innovation, Imperial College London.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.