lunes, octubre 21, 2019
Home > Tecnología > Fracasa otra misión robótica en la central nuclear de Fukushima

Fracasa otra misión robótica en la central nuclear de Fukushima

La radiación de la central nuclear de Fukushima ha alcanzado niveles tan elevados que está poniendo serias dificultades para llevar a cabo las misiones robóticas destinadas al reconocimiento y la limpieza de la planta. Esto es debido a un agujero que ha sido detectado en la vasija del reactor 2, de donde se cree que procede una fuga de combustible nuclear.

Hace tan solo unos días, Tokyo Electric Power Co (TEPCO), la compañía encargada de la gestión de las tareas de limpieza en Fukushima, se veía obligada a retirar un robot debido al nivel de radiación en el reactor número 2, y ha vuelto a suceder lo mismo. En este caso la afectada ha sido una unidad escorpión, un modelo desarrollado por la compañía nipona Toshiba en colaboración con el Centro Internacional de Desmantelamiento Nuclear (IRID por sus siglas en inglés).

Este robot escorpión, llamado así porque cuenta con una cola articulada en la que va acoplada una cámara para obtener mejores ángulos de visión, mide aproximadamente 54 cm de largo por 9 cm de ancho y alto. Además de en la cola, está equipado con otra cámara adicional y cuenta con diversos sensores para medir la temperatura y los niveles de radiación.

El droide ha sido diseñado para poder moverse con soltura en el interior del tubo de unos 10 cm de diámetro que conduce al interior de la vasija, así como para pasar sin dificultad por encima de los escombros dentro de la instalación dañada. Por otra parte, destaca por contar con una gran resistencia a la radiactividad gracias a los materiales con los que está fabricado (resina, caucho y metal) y es capaz de soportar una acumulación de 1.000 sieverts por hora.

La misión de la unidad escorpión consistía en tomar imágenes de la situación en el interior de la vasija y recoger datos de contención. Sin embargo, lamentablemente no ha podido llegar a su destino, que era el agujero detectado en el reactor número 2 de donde se cree que procede una fuga de combustible en Fukushima.

“No está claro si se ha debido a la radiación o a los obstáculos”, asegura un portavoz de TEPCO tras haber analizado los datos y las imágenes obtenidas por el robot. La compañía continuará intentando hallar la forma más segura de retirar el combustible nuclear que ha generado el agujero.

Fuente: ComputerHoy / Sandra Arteaga

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.