jueves, diciembre 19, 2019
Home > Naturaleza > La razón por la que los pájaros cantan a sus huevos

La razón por la que los pájaros cantan a sus huevos

Al igual que los padres suelen hablar con el vientre de una mujer embarazada, algunos pájaros realizan esta misma acción, cantándoles a sus huevos antes de que nazcan. Pero, ¿por qué motivo? La razón parece ser que es para prepararlos para el caliente mundo de ahí fuera (calentamiento global), según una investigación publicada en la prestigiosa revista Science.

Un equipo de científicos de la Universidad de Deakin en Australia examinó un hábito peculiar de los pinzones cebra, también llamados diamantes mandarines (Taeniopygia guttata), que cantan a sus huevos sobre todo cuando el clima es cálido-por encima de los 26º C) y también cuando el periodo final de incubación está cerca.

¿Qué podrían estar diciendo? ¿Podría tener algo que ver con la temperatura exterior? Los investigadores australianos pensaron que así debía ser, pues los huevos en ningún momento se ven afectados por la temperatura exterior, manteniéndose a una temperatura constante de 37º C cuando los pájaros están sentados sobre ellos en el periodo de incubación.

Así, las investigadoras Mylene Mariette y Katherine Buchanan, registraron todos esos cantos en una grabación y luego los reprodujeron en unos huevos en una incubadora. Algunos huevos fueron expuestos a los cantos regulares de los pinzones cebra adultos y otros huevos fueron expuestos a los cantos llevados a cabo en el periodo de incubación antes de nacer en un clima cálido.

Aquellos que escucharon estos cánticos de preparación ante el mundo cálido nacieron más lentamente y eclosionaron con un tamaño más pequeño que las otras aves. Este tamaño compacto, lejos de ser un inconveniente, sería una ventaja de supervivencia, ya que al tener un cuerpo más pequeño les resultaría más fácil de enfriar en climas de altas temperaturas.

A medida que se rastrearon estas aves con el tiempo, los investigadores descubrieron que, además, habían tenido más descendencia que las otras aves que no oyeron los cánticos durante la época más cálida.

Los investigadores creen que estos cantos afectan de alguna manera al crecimiento, ya que se realizan en el último tercio del periodo de incubación, cuando el sistema de regulación de temperatura de las crías está empezando a desarrollarse.

“Gracias a esta señalización acústica a los embriones sobre la temperatura ambiente antes de la eclosión, los padres pinzón cebra pueden programar las trayectorias de desarrollo de sus hijos”, explican los autores a Science.

Si se descubre que una estrategia de este tipo también existe en otros animales, sugeriría un mecanismo de supervivencia hasta ahora desconocido, para ayudar a las criaturas a adaptarse al calentamiento global, sentencian los investigadores.

Fuente: CienciaXplora

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.