domingo, noviembre 11, 2018
Home > Naturaleza > Los cuervos pueden desarrollar herramientas con distintos elementos VIDEO

Los cuervos pueden desarrollar herramientas con distintos elementos VIDEO

Los cuervos son animales excepcionalmente inteligentes. Se ha observado que estos animales tienen un sentido de causalidad, además de ser capaces de resolver acertijos de complejidad moderada. Adicionalmente, estas aves tienen la habilidad de planificar y de usar herramientas para lograr un objetivo.

Sin embargo, recientemente se ha demostrado que sus capacidades cognitivas pueden ir más allá de esto. De hecho, un equipo de investigadores demostró que los cuervos, no solo usan objetos individuales como herramientas, sino pueden combinar distintos elementos que, a pesar de ser inútiles a nivel individual, pueden ser poderosas herramientas cuando se usan en conjunto.

Científicos ponen a prueba las habilidades cognitivas
La capacidad de crear herramientas compuestas, hasta el momento, era una habilidad única en humanos y grandes simios. En el ser humano, tal capacidad se adquiere varios años después del nacimiento. Lo anterior se debe a que se trata de un proceso cognitivo bastante complejo; en este sentido, para lograrlo, se requiere poder anticipar las propiedades de los objetos y desarrollar representaciones mentales respecto a lo que ocurrirá cuando se juntan diferentes elementos.

Por tanto, la habilidad de diseñar herramientas compuestas se trata de un hito muy importante que requiere de una gran evolución a nivel cerebral. El equipo de investigadores ha demostrado que los cuervos, sin recibir ningún tipo de capacitación previa, son capaces de combinar objetos para desarrollar herramientas compuestas.

Para investigar esto, los científicos diseñaron un experimento en el que participaron ocho aves de la especie Corvus moneduloides, también conocidos como cuervos de Nueva Caledonia, que se han destacado por sus habilidades intelectuales.

En un primer momento, los investigadores le mostraron a los cuervos una caja transparente, en cuyo interior había un trozo de comida. Para acceder a ella, las aves debían insertar una vara lo suficientemente larga a través de un hueco estrecho situado en uno de los extremos del contenedor. Esta tarea no representó una gran dificultad para las aves, pues rápidamente se observó que insertaban una de las varillas por el agujero a fin de empujar el trozo de comida hacia la abertura correspondiente. De esta manera, obtenían el ansiado alimento.

Pueden diseñar herramientas compuestas
En vista de la facilidad con la que los animales lograron resolver la tarea, los investigadores dieron un paso más allá. Nuevamente colocaron la caja con comida, pero esta vez no había varillas lo suficientemente largas; en su lugar, se colocaron varas que, de forma individual, eran demasiado cortas; sin embargo, al combinarlas, se creaba una herramienta con la longitud apropiada para obtener el alimento.

Tras esto, se observó que, en un periodo de tiempo de entre cuatro a seis minutos, cuatro de los ocho cuervos descubrieron que al juntar las varillas obtenían una herramienta lo suficientemente larga como para alcanzar la comida. Adicionalmente, los investigadores sugieren que este es un proceso totalmente deliberado e intencional, ya que el diseño de herramientas compuestas requiere tanto de destreza como de perseverancia.

Así, se trata de la primera vez que se evidencia la capacidad de desarrollar herramientas compuestas en una especie distinta a la de los humanos y los primates. Por lo tanto, los investigadores concluyen que los cuervos tienen una capacidad más sofisticada de solucionar problemas que la de los humanos.

No obstante, esto no significa que los procesos cognitivos del cuervo sean equivalentes a los de los primates o del ser humano. Aun así, los resultados demuestran que los cuervos gozan de unas habilidades intelectuales excepcionales, siendo parte del grupo de las aves más inteligentes. En el siguiente video podemos verlos ejecutando la tarea:

Referencia:
Compound tool construction by New Caledonian crows. Nature (2018). DOI: org/10.1038/s41598-018-33458-z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.