lunes, septiembre 16, 2019
Home > Tecnología > México crea tecnología de punta en chips

México crea tecnología de punta en chips

Debido a que en México la industria de circuitos integrados (chips) está rezagada, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) creó el Laboratorio Nacional de Nanoelectrónica (LNN), en el cual se fabrican tales dispositivos, útiles en telefonía celular, micrófonos, sensores de movimiento, termómetros digitales, autos, medidores de presión arterial y analizadores de sangre, entre otros.

Por: Karina Galarza Vásquez

El LNN, a cargo del doctor Alfonso Torres Jácome, arrancó con la donación de una línea de fabricación de circuitos integrados por la compañía Motorola Inc. al INAOE. “Desde ese momento se tuvo como objetivo contar con un laboratorio de clase mundial para dejar de ser un país ‘maquilador’ y convertirnos en creadores de tecnología de punta”, afirma el experto.

Asimismo, actúa como enlace entre la investigación de alto nivel tecnológico y el sector industrial, lo cual redunda en el desarrollo de un sector electrónico nacional y coadyuva a mejorar el entorno universidad-industria-gobierno mediante un proyecto autosustentable y competitivo. Además, con excepción de un laboratorio brasileño, prácticamente es único en su tipo en Latinoamérica.

Respecto a las aportaciones científicas del laboratorio, el investigador informa que han desarrollado tecnologías propias. Por ejemplo, las técnicas de micromaquinado (dan forma a un sustrato de silicio para la fabricación de componentes mecánicos de tamaño micrométrico) para la manufactura de diversos dispositivos.

Entre éstos se encuentran sensores de presión, soportes y detectores térmicos conocidos como microbolómetros, los cuales identifican la radiación infrarroja (uno de los muchos tipos de luz que forman el espectro electromagnético).

Asimismo, fabrican chips y MEMS (sistema inteligente en miniatura con sensores que combina dos o más propiedades, como eléctricas, mecánicas, ópticas, químicas, biológicas o magnéticas). De hecho, actualmente trabajan en un proyecto sobre interruptores para aplicaciones en sistemas de radiofrecuencia con la empresa mexicana Team Technologies.

Las actividades científicas y tecnológicas realizadas en el LNN favorecen la formación de expertos, quienes serán capaces de laborar en el sector, generar innovación y propiedad intelectual. “Al crearse los recursos humanos necesarios se posibilita que algunas empresas puedan establecerse en el país con la consecuente generación de empleos altamente remunerados”, señala el doctor Torres Jacome.

Además, eventualmente, se estarían sentando las bases para el establecimiento de una industria nacional de producción de dispositivos semiconductores, chips, sensores de semiconductores y MEMS.

La principal aportación que se espera, además del diseño y fabricación de prototipos, “es el desarrollo de una tecnología nacional de fabricación de MEMS, donde la inclusión de materiales nanoestructurados, como el silicio, permita la innovación y la generación de nuevas aplicaciones”, detalla el especialista del INAOE.

Cabe destacar que debido a la magnitud económica que trajo consigo la construcción del LNN, este se dividió en dos fases. La primera fue constituida por el Laboratorio de Innovación MEMS (LIMEMS). Y la segunda, aún en construcción, por el Laboratorio para la Manufactura de MEMS en Pequeña Escala (LMMPE).

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.