lunes, diciembre 23, 2019
Home > Salud > Píldora anticonceptiva puede alterar la estructura cerebral de la mujer

Píldora anticonceptiva puede alterar la estructura cerebral de la mujer

No cabe duda que la píldora anticonceptiva es uno de los métodos de control de natalidad más populares; ha estado disponible en el mercado por más de medio siglo y en la actualidad es utilizada por más de 100 millones de mujeres a nivel global. A pesar de la alta receptividad que esta opción de contracepción tiene, mucho se ha debatido acerca de los efectos secundarios que puede generar.

Ahora, los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), vienen a sumarse al creciente número de evidencia que sugiere que la píldora anticonceptiva puede estar asociada a alteraciones neurológicas, al constatar que el anticonceptivo oral puede estar relacionado con el adelgazamiento en dos regiones diferentes del cerebro, posiblemente alterando su función.

Interesados en comparar el grosor y el volumen de dos diferentes regiones cerebrales: la corteza orbitofrontal lateral y la corteza cingulada posterior, los científicos investigaron 90 mujeres, 44 de las cuales tomaban la píldora anticonceptiva, mientras que las otras tenían ciclos menstruales de forma natural.

La corteza orbitofrontal lateral juega un papel importante en la regulación de las emociones y responde a las recompensas. Por su parte, la corteza cingulada posterior está involucrada con el pensamiento interno, y muestra una mayor actividad cuando se evocan recuerdos personales y se planea el futuro.

Después de realizar minuciosos análisis hormonales y tomar detalladas imágenes cerebrales, los investigadores encontraron que estas dos regiones particulares, tendían a ser más delgadas en las mujeres que estaban tomando la píldora anticonceptiva.

La doctora Nicole Petersen, neurocientífica de UCLA y autora principal del estudio, comentó: “Debido a que las hormonas sexuales contenidas en la píldora anticonceptiva, como el estrógeno, influyen fuertemente en el cerebro y el sistema nervioso, por lo que tiene sentido que los anticonceptivos hormonales puedan estar ejerciendo efectos secundarios en estas partes del órgano”.

Los autores del estudio sugieren que los cambios en la corteza orbitofrontal lateral podrían ser responsables del aumento de la ansiedad y los síntomas depresivos que algunas mujeres experimentan cuando comienzan a tomar la píldora.

Si bien la evidencia es sólida, no está claro si las alteraciones observadas son permanentes o si desaparecen cuando la mujer suspende el uso de la píldora. Por otra parte, hay que destacar el hecho que el estudio no puede probar si la píldora anticonceptiva está causando estas alteraciones en la morfología cerebral, o si está indirectamente vinculada a ellos, por lo que se requiere de más estudios.

En todo caso, los hallazgos son interesantes porque contradicen un estudio anterior, en el cual los científicos documentaron que las mujeres que tomaban anticonceptivos hormonales, tenían numerosas regiones corticales que eran más grandes que en las mujeres que no usaban anticonceptivos. Más allá de los resultados contrapuestos, ambos estudios evidenciaron que su uso pudiera estar generando cambios en estructuras cerebrales asociadas con efectos secundarios emocionales.

Referencia:
Oral contraceptive pill use is associated with localized decreases in cortical thickness. Human Brain Mapping, 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.