martes, diciembre 24, 2019
Home > Salud > Un implante 3D favorece el crecimiento de células nerviosas para tratar lesiones de médula espinal

Un implante 3D favorece el crecimiento de células nerviosas para tratar lesiones de médula espinal

Por primera vez un equipo de la Universidad de California San Diego y el Instituto de Ingeniería en Medicina, en Estados Unidos, desarrolló un implante 3D mediante impresión ultrarrápida, el cual funciona como un andamio capaz de imitar las estructuras del sistema nervioso central. La finalidad es el diseño de una médula espinal y, posteriormente, el implante del andamio cargado de células madre neurales en zonas en las que se haya producido una lesión grave.

El objetivo del implante 3D es promover el crecimiento de los nervios en las lesiones de la médula espinal y así restablecer las conexiones y la pérdida de la función. En modelos de rata, los andamios favorecieron el recrecimiento del tejido, la supervivencia de las células madre y la expansión de los axones de las células madre neurales desde el andamiaje hasta la médula espinal del huésped.

“La regeneración a larga distancia de los axones lastimados en la lesión de la médula espinal es fundamental para cualquier restauración verdadera de la función física”, explica el autor principal, Mark Tuszynski (Los axones son las extensiones largas en forma de hilo en las células nerviosas que conectan con otras células).

Ahora, estos resultados, agrega el coautor Kobi Koffler, es un paso más porque el andamio o implante 3D “ayuda a organizar los axones encargados de la regeneración para replicar la anatomía de la médula espinal lesionada previamente”.

El coautor principal Shaochen Chen, profesor de Nanoingeniería y miembro de la Facultad en el Instituto de Ingeniería en Medicina de la Universidad de California en San Diego, y sus colegas utilizaron la tecnología de impresión 3D rápida para crear un andamio que imite las estructuras del sistema nervioso central.

“Los axones por sí mismos pueden difundirse y volver a crecer en cualquier dirección -explica Shaochen Chen- pero la tecnología de impresión utilizada por el equipo de Chen produce implantes de dos milímetros de tamaño en 1.6 segundos. Las impresoras de boquillas tradicionales tardan varias horas en producir estructuras mucho más simples”.

Lo importante además es que este proceso es trasladable al tamaño de la médula espinal humana. Como prueba de concepto, los investigadores imprimieron implantes de un tamaño de cuatro centímetros modelados a partir de exploraciones de resonancia magnética de lesiones reales de la médula espinal humana en diez minutos.

“Esto muestra la flexibilidad de nuestra tecnología de impresión 3D -subraya el coautor Wei Zhu-. Podemos imprimir rápidamente un implante 3D para que coincida con el área lesionada de la médula espinal del huésped, independientemente del tamaño y la forma”.

Los científicos injertaron los implantes de dos milímetros, cargados con células madre neurales, las áreas con lesión grave de la médula espinal en ratas. Después de unos pocos meses, el nuevo tejido había crecido completamente a través de la lesión y había conectado los extremos cortados de la médula espinal del huésped. Las ratas tratadas obtuvieron una mejora motora funcional significativa en sus patas traseras.

Ensayos clínicos
Esto supone otro paso clave hacia la realización de ensayos clínicos para reparar las lesiones de la médula espinal en personas. Según Koffler, “el andamiaje proporciona una estructura física estable que apoya el injerto y la supervivencia constantes de las células madre neurales. Parece que protege a las células madre injertadas del ambiente a menudo tóxico e inflamatorio de una lesión de la médula espinal y ayuda a guiar los axones a través del sitio de la lesión”.

Además, los sistemas circulatorios de las ratas tratadas habían penetrado dentro del implante 3D para formar redes funcionales de vasos sanguíneos, lo que ayudó a las células madre neurales a sobrevivir. “La vascularización es uno de los principales obstáculos en la ingeniería de implantes de tejidos que pueden durar en el cuerpo mucho tiempo”, concluye Zhu.

Los investigadores están actualmente ampliando la tecnología y probando modelos animales más grandes en preparación para posibles pruebas en humanos. Los siguientes pasos también incluyen la incorporación de proteínas dentro de los andamios de la médula espinal que estimulan aún más la supervivencia de las células madre y el crecimiento de los axones.

Fuente: ABC España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.