jueves, diciembre 19, 2019
Home > Ciencia > Yacimientos arqueológicos no humanos

Yacimientos arqueológicos no humanos

Chimpancés y monos capuchinos han creado sus propios yacimientos arqueológicos que datan de cientos de años atrás. Hay evidencias de simios transportando materias primas a ubicaciones situadas a hasta 200 metros de distancia, para un uso posterior.

Las acumulaciones así generadas constituyen estructuras artificiales que, con el paso del tiempo pueden merecer la definición de yacimientos arqueológicos del mono, en contraposición a los del Ser Humano.

Estos singulares lugares podrían dar pie a nuevos ámbitos de la arqueología y ayudar a profundizar en los lazos que nos unen con nuestros parientes evolutivos más cercanos, según Huw Barton, de la Universidad de Leicester.

Con estas y otras acciones, los monos capuchinos han creado sus propios yacimientos arqueológicos en Brasil, incluyendo herramientas para cascar frutos secos que datan de hace 600 a 700 años, según una investigación reciente.

Los conjuntos descubiertos en el Parque Nacional de la Sierra de Capivara en Brasil son uno de los cuatro yacimientos arqueológicos conocidos hasta ahora de los cuales se sabe que han sido creados por monos. Los otros se descubrieron en Costa de Marfil, África, a principios de la pasada década, y en ellos se obtuvieron pruebas de la existencia de tecnología creada por chimpancés para cascar frutos secos que se remonta a casi 4.300 años atrás.

Huw Barton, de la Escuela de Arqueología e Historia Antigua, adscrita a la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, argumenta que, con arreglo a lo encontrado recientemente, habrá que ampliar nuestra definición de arqueología, extendiéndola más allá de los restos dejados por los humanos, para que abarque también los dejados también por nuestros primos evolutivos vivos más próximos.

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.